Cómo producir en crisis en Venezuela es la pregunta que nos hacemos todos los Venezolanos a diario para salir adelante y superar nuestra situación actual.

Nadie con sensatez puede negar la crisis económica que vivimos en Venezuela:
  • Bajos precios del petróleo.
  • Cierre de empresas.
  • Inflación.
  • Desabastecimiento.

Sin duda, son algunos de los numerosos males que nos aquejan, sin que se asomen en el horizonte posibilidades de cambio inmediatas.

En medio de este panorama, tanto empleados como empresarios deben  resistir y sobrevivir.

Y quizás unos pocos armados de los mejores recursos, puedan realmente avanzar en medio de este torbellino.

Un contexto como este, complejo y cambiante obliga a rebelarse o a reinventarse.

Si usted ha elegido reinventarse, requerirá:
  • Creatividad y valentía.
  • Flexibilidad y tenacidad, para abrir puertas nuevas y sortear el drama.
Algunas recomendaciones para facilitar el manejo de esta circunstancia, que pueden asumir quienes se sienten atrapados por las eventualidades de este tiempo, son:
Simplicidad:
Hay que evitar complicaciones innecesarias, por lo que se deben simplificar los procesos y evitar la burocracia.

No se trata de actuar de manera simplista (trivial), sino de ser:

  • Más eficiente.
  • Centrarse en lo esencial y evitar lo sobrante,Lo que no aporta, lo irrelevante, lo insustancial.

El tema aquí es buscar caminos cortos, sin que ello implique saltarse valores o violar leyes.

Es, más bien, usar más la lógica y el sentido común y menos el ego, la moda o tradiciones que ya funcionan.

En palabras de Jack Trout: “no lo compliques, mantenlo simple”.

Velocidad:

En crisis podríamos aprenderé a responder con rapidez.

Para eso podemos aprovechar la tecnología de la información (computación, internet, redes, etc.), y reformular nuestro ritmo de funcionamiento .

Es decir,reducir los tiempos de respuesta en:
  • Los procesos internos.
  • Toma de decisiones.
  • Satisfacción del cliente.

Evitemos posposiciones y retrasos, agilicemos las secuencias de reacción y tengamos muy claro lo que queremos y lo que no queremos.

Responder tarde es pecado.

Hazlo y  a tiempo.

Flexibilidad:

Otro factor esencial para responder en crisis, es la flexibilidad ante los cambios.

Aprender a :
  • Vencer la rigidez.
  • Dejar de resistirse a lo nuevo y disponerse a abandonar ciertas prácticas habituales.
  • Activar la creatividad y abrazar nuevos modos y paradigmas más funcionales.

Si el entorno cambia, lo más inteligente es cambiar con él.

Adáptate y cambia.

Calidad:
Sin duda, en tiempos difíciles no se deben perder clientes, de manera que el servicio de calidad es una prioridad.
Es conveniente entender la vieja premisa de “el cliente es el rey” y depurar los mecanismos de atención para generar la máxima satisfacción posible.
La desmotivación y la reducción en las ventas, lleva a muchos a reducir la calidad del servicio, lo cual es un error grave.
Muy por el contrario, cuando se produce menos, es cuando mejor se debe atender a quien nos llama o nos visita, para lograr que compre, recomiende y vuelva.
Descubra “qué quieren sus clientes”, y responda a esas expectativas lo mejor que pueda.
Deles lo mejor de acuerdo a sus posibilidades y recursos..
Equipo:
Finalmente, conviene entender el factor equipo, pues como ha dicho el maestro budista Taisen Deshimaru:

“Todas nuestras acciones personales y las de los demás, están en permanente relación de interdependencia”.

Si el egoísmo reina no hay empresa productiva posible.

Debe entenderse que “todos afectan a todos”.

Se requieren líderes y se requieren equipos.

Todos pueden colaborar,ya que es la mejor manera de vencer momentos de alto riesgo.

Pensemos que como en una tela de araña, cuando se mueve un hilo de la red se mueve toda la red. P

Para tener un equipo eficaz y eficiente, es necesario aprender a:

  • Gestionar la diversidad.
  • Estimular la cooperación.

Si es usted un emprendedor o tiene una empresa que está funcionando por debajo de lo esperado, si la situación le ha golpeado, sírvase de estas sugerencias útiles para gestionar su negocio en tiempos de crisis.

El asunto no es sufrir, es cambiar. Gracias por leerme.

Autor: Dr. Renny Yagosesky , PhD y MSc en Psicología, conferencista Internacional y autor de varios libros de Superación y Psicología Aplicada.

Deja un comentario

Menú de cierre