Para escoger un Seguro, en primer lugar, hay que definir claramente que se desea cubrir:

El Vehículo, La casa, El Negocio, La Salud.

Una vez definido este punto, lo más recomendable es evaluar la compañía donde podemos asegurarnos. Para lograrlo, vamos a partir de lo que deseamos asegurar. Tomemos el caso de un vehículo. Le sugerimos que averigüe:

  • Cuáles son los requisitos que le exige la aseguradora.
  • Solicite una lista de talleres afiliados a la compañía y seleccione 2 o 3, llámelos y pida referencia de la aseguradora, si es solvente y paga oportunamente.
  • Si desea un examen más profundo, visite nuestra sección “Evalúa tu aseguradora”, donde encontrará información de los índices más importante para lograr una evaluación más completa y objetiva.
  • Consulte a un amigo, familiar si conoce la aseguradora y como ha sido su experiencia.
  • Contacte a un intermediario para que también le dé su opinión, pero sin dejarse influenciar hacia las aseguradoras con quien trabaja, con el fin de lograr una evaluación más transparente y menos parcializada.

El segundo paso sería contactar a un intermediario, preferiblemente referido por alguien de su confianza. Se sugiere que evalúe los siguientes factores en el intermediario:

1.-Relaciones con las aseguradoras.

2.-Conocimientos y años de experiencia.

Es recomendable que le informe sin que se sienta amenazado, su número de autorización de la superintendencia. Si desea ser más discreto, pídale su número de cedula y consulta la página web de la Superintendencia de la actividad aseguradora para verificar si realmente está autorizado por ésta para actuar como corredor de seguros.

3.-El grado de compromiso y disponibilidad de tiempo para atenderte.

4.-¿Es diligente y atento cuando se presenta un reclamo?

El tercero y último paso sería evaluar la oferta como tal, en donde es de suma importancia conocer que cubre y que está excluido de la cobertura, al igual que los procedimientos a seguir cuando hay un reclamo, incluido el plazo para reportar dicho reclamo.

Antes de hacer alguna reclamación, es recomendable que hable primero con su asesor de seguros.

En caso que no lo pueda contactar, déjele un mensaje en la aseguradora para que se comunique con usted. En caso de no ser posible, recuerde que la mayoría de las aseguradoras dispones de número de atención al cliente y portales web donde podría hacer los trámites.

Autor: Federico Salomón

Opt In Image
Suscríbete gratis a nuestro boletín
Le enviaremos información semanal relevante en materia de Seguros, Economía, y otras áreas de su interés, para mantenerlo al día del acontecer diario.

¿Cuál es tu opinión?

Deja tus comentarios

Please enter your comment!
Please enter your name here