El ciberseguro en España’, en el que se indaga el modo en que se enfrentan las aseguradoras a los ciberriesgos desde una doble perspectiva:

  • Como empresas que se encuentran expuestas a este tipo de amenazas.
  • Como proveedoras de soluciones de seguro frente a estos riesgos.

A este respecto, el informe señala que prácticamente la totalidad de las aseguradoras encuestadas son conscientes de las amenazas que se ciernen sobre sus sistemas de información.

Y el 75% afirma que ha detectado vulnerabilidades en dichos sistemas en la realización de sus análisis periódicos.

Además, el estudio revela que más de dos terceras partes de las aseguradoras, el 69%, ha sufrido alguna:

  • Amenaza.
  • Intento de intrusión.
  • Ataque a sus sistemas.

Sin embargo, el 62% opina que necesitaría contratar un ciberseguro para cubrir sus propios riesgos cibernéticos.

Casi todas las aseguradoras encuestadas, el 97%, indica que ha implantado un plan de continuidad de negocio en su organización que evite los nocivos efectos de un ciberataque en la actividad de la compañía.

Mientras que el 84% de ellas, declara contar con un equipo de gestión de crisis.

Tanto técnico como organizativo, que entrena distintos escenarios.

Sobre todo, que  permite hacer frente de forma inmediata cualquier posible ataque cibernético.

En cuanto al futuro de los ciberriesgos, la totalidad de las aseguradoras participantes en el informe, cree que van a continuar creciendo:

Tanto los riesgos como las amenazas futuras, alineadas con los procesos de:

  • Transformación digital en las empresas.
  • Innovación.
  • Dependencia de la tecnología de la información.

Finalmente, como consecuencia del beneficio económico que reporta a los ciberdelincuentes la profesionalización de los servicios de intrusión.

Fuente: Inese