Catástrofes naturales, causan pérdidas naturales en el primer semestre de 2016 fueron significativamente mayores que las cifras correspondientes al año anterior.

En total, las pérdidas a finales de junio llegaron a 70.000 millones de dólares (59.000 millones el año anterior), de los cuales estaban asegurados 27.000 millones  (19.000 millones un año antes).

Las principales causas fueron los fuertes terremotos en Japón y Ecuador, las tormentas en Europa y Estados Unidos y los incendios forestales en Canadá, según desvela un informe publicado hoy por MUNICH RE.

Incendios en Canadá, tormentas en Estados Unidos y Europa

La provincia canadiense de Alberta sufrió devastadores incendios forestales a principios de mayo. Los incendios fueron causados por el calor extremo y la sequía y se desplegaron por los fuertes vientos, haciendo que se extendieran rápidamente a miles de hectáreas. Además, cientos de casas se incendiaron.

El mal tiempo en Europa en mayo y principios de junio fue provocado principalmente por un sistema de baja presión que se extendió a niveles altos de la atmósfera sobre el centro de Europa. Las pérdidas totales de esta tormentas ascendieron a 6.100 millones, de los cuales 3.000 millones se encontraba asegurados.

Terremotos en Japón y Ecuador

Dos terremotos en la isla japonesa de Kyushu, cerca de la ciudad de Kumamoto, trajeron las mayores pérdidas de la primera mitad de 2016.

En un espacio de solo dos días, la tarde del 14 de abril y en las primeras horas del 16 de abril, dos terremotos golpearon la zona (de magnitud 6,2 y 7,0, respectivamente), provocando la destrucción de innumerables edificios y matando a 69 personas.

Torsten Jeworrek, consejero de la reaseguradora, señala:

“Estos hechos muestran claramente la importancia de la prevención de pérdidas, como la protección contra las inundaciones o la construcción de edificios resistentes a los terremotos en zonas de alto riesgo.

La buena noticia es que los códigos de construcción y mejora de un enfoque más inteligente por los servicios de emergencia y las autoridades ofrecen a las personas una protección mucho mejor de lo que solía ser el caso”.

Deja un comentario

Menú de cierre