Como hacer un buen mantenimiento del neumático, es una una tarea de suma importancia para nuestra seguridad, la de nuestra familia y economía.

El neumático es un elemento de seguridad fundamental en nuestro vehículo.

Su estado influye decisivamente sobre el comportamiento del automóvil.

Presión y estado del dibujo, son factores a tener en cuenta para contar con la absoluta garantía de que el neumático cumple correctamente sus funciones.

Profundidad de la banda de rodadura

La profundidad del dibujo, la huella del neumático, debe tener como mínimo 1,6 mm..

Sin embargo, es más conveniente no bajar de los 2 mm.

Una profundidad inferior, compromete el agarre .

Además, sobre pavimento mojado, puede producir aquaplaning.

Si quiere conocer la profundidad del dibujo de sus ruedas, recuerde que los neumáticos disponen de testigos, situados en diferentes puntos, al fondo de los canales de drenaje.

Cuando dibujo y testigo se encuentran al mismo nivel, necesita, obligatoriamente, cambiar el neumático.

 

Profundidad de la banda de rodadura

Para comprobar el estado del neumático de forma casera sólo tiene que colocar una moneda  en el fondo del canal de drenaje y si ve las estrellas de la parte dorada de la moneda acuda a un taller a cambiar las gomas.

Presión correcta del neumático

Para conocer la presión correcta de los neumáticos de un vehículo, basta con asistir a una gasolinera.

Cabe recordar que cada vehículo usa una presión determinada en el neumático.

El manual de uso del vehículo nos ofrecerá el máximo y mínimo a poner.

CEA le recomienda controlar la presión a menudo, para que ningún susto o imprevisto pueda suceder en carretera.

También influye el peso de la carga que soporte nuestro vehículo.

Pressión de aire correcta en los neumáticos
Existen diversas sensaciones que indican que las ruedas llevan una presión inadecuada.

Si un automóvil es incapaz de mantener una línea recta o se desvía al frenar, puede ser que las ruedas delanteras llevan una presión demasiado baja.

Sin embargo, si la parte trasera del automóvil realiza movimientos extraños en las curvas, es muy posible que los neumáticos traseros estén desgastados o con una presión inadecuada.

Como resultado, no sólo por estas situaciones a la hora de conducir es negativo llevar la presión inadecuada.

Si un neumático rueda con la presión más baja de lo recomendado, sufre un mayor desgaste.

Y, por consiguiente, mayor posibilidad de reventar.

Los desgastes más comunes en los neumáticos

 

 

Presión correcta del neumático

Desgaste en el centro:

Las causas probables son debidas a una presión de inflado excesiva y no adaptada a la utilización.

El consejo es que vigile las presiones de inflado en frío según recomendaciones del fabricante y adaptadas a las condiciones de utilización.

Desgaste en los hombros:

Las causas probables son debidas a una presión de inflado insuficiente, bajo inflado y utilización en sobrecarga.

Nuestro consejo es que debe vigilar las presiones de inflado en frío y adaptarlas a las condiciones de utilización, respetando la capacidad de carga máxima por neumático y eliminando las posibles fugas de aire.

Desgaste anormal rápido:

Las causas probables de que exista un desgaste anormal rápido en uno de los lados del neumático son debidas a un paralelismo incorrecto entre los neumáticos traseros.

Se identifica por:

  • EstrÍas visibles en la banda de rodamiento.
  • Rebabas, más o menos pronunciadas, en las aristas de uno de los lados de los tacos.

Estas son provocadas por un arrastre transversal.

El consejo es que controle y corrija el paralelismo.

En la corrección hay que tener en cuenta la forma de desgaste y las características propias del vehículo.

Se deberá verificar también los órganos de suspensión y de dirección.

¿Cómo alargar la vida de los neumáticos?

Es conveniente almacenarlos en lugares protegidos de la luz del sol y del mal tiempo, evitando la presencia de agua y humedad en su interior.

 

Cómo alargar la vida de los neumáticos

 

Sobre todo, colocándolos en vertical, excluyendo la disposición en filas para neumáticos de automóviles con categoría de velocidad:

  • H (210 km/h).
  •  V (240 km/h).
  •  Z >240 km/h).

Además,apilándose como máximo durante 3 meses para turismos S (180 km/h) y T (190 km/h) y transporte ligero.

En cuanto a la temperatura, es aconsejable guardarlos entre los 15 y los 25ºC.

Fuente:CEA

Deja un comentario

Menú de cierre