Adquirir un seguro de vida es una manera de proteger el futuro de sus hijos cuando usted ya no esté con ellos.

Si ya tiene un seguro de vida, debe revisar las coberturas tomando en cuenta sus nuevas responsabilidades. Si solo esta asegurado usted o su pareja, consideren la posibilidad de asegurarse los dos. Si cualquiera de los dos falleciera o quedara incapacitado, el otro, aunque tuviera ingresos, tendría que hacer frente a gastos adicionales para poder cuidar debidamente de sus hijos y salir adelante.

Los seguros de vida pueden formar parte del plan para proteger el bienestar financiero de su familia, pero no deben ser el único elemento del mismo. Además tiene que saber elegir un seguro que, además de ser acorde a sus posibilidades, realmente brinde la protección que su familia requiere y le permita contar con recursos adicionales para cubrir otros aspectos del futuro de sus hijos y el suyo, como lo es el pago de la universidad y el ahorro de su retiro.

Recuerde que  lo importante es que actúe ahora y comience a asegurar el futuro de tus hijos. Sea previsivo. Consulte siempre a su asesor de seguros de confianza.

Deja un comentario

Cerrar menú