La sal es uno de los ingredientes que acostumbramos a incluir en nuestras preparaciones, ya que es ideal para mejorar el sabor de otros alimentos.

Es una fuente de minerales que, en mínimas dosis, le ayuda al organismo a equilibrar los niveles de electrolitos y otros procesos importantes para la salud.

El problema es que solemos ingerirla en cantidades excesivas y, pasando por alto sus efectos negativos, la agregamos en casi todos nuestros platos.

Si bien al principio puede parecer inofensivo, con el tiempo conduce a problemas inflamatorios, cardiovasculares y renales.

Debido a esto es fundamental limitar su ingesta diaria. Para ello podemos reducir el consumo de los alimentos que la contienen y optar por usar otras especias al cocinar.

Como sabemos que algunos las desconocen, en el siguiente espacio queremos compartir las 8 más recomendables.

1. Ajo

El ajo es una especia rica en vitaminas, minerales y sustancias antioxidantes que, tras ser asimiladas en el organismo, ayudan a prevenir una amplia variedad de enfermedades.

A diferencia de la sal, es un ingrediente con propiedades antiinflamatorias y diuréticas cuyos efectos reducen la retención de líquidos y problemas cardiovasculares.

Lo mejor es que su delicioso sabor es perfecto para realzar el sabor de:

  • Carnes rojas y blancas.
  • Pescados y mariscos.
  • Guisos y sopas.
2. Cebolla en polvo

Con propiedades similares a las del ajo, además de activos naturales como la alicina, la cebolla en polvo es otra gran alternativa para reducir el consumo de sal.

Si bien esta pierde algunas propiedades con respecto a la hortaliza en su estado natural, sus nutrientes la convierten en una gran opción para darle sabor a las recetas.

No dudes en añadir cebolla en polvo en:

  • Carnes y pescados.
  • Sopas y guisos.
  • Arroces.
  • Verduras salteadas.
  • Ensaladas.
3. Pimienta negra

La pimienta negra es una especia con propiedades antiinflamatorias y antioxidantes que, en el organismo, protegen los tejidos frente a los efectos negativos de los radicales libres.

Sus propiedades protegen el organismo ante la presión arterial alta y, de paso, mejora las funciones renales para estimular la eliminación de los líquidos.

Su delicioso sabor va muy bien en:

  • Carnes y pescados.
  • Guisos, salsas y aderezos.
  • Recetas con vegetales.
  • Pasta.
4. Orégano

Conocido por sus propiedades medicinales, el orégano es un alimento delicioso que puede sustituir la sal en diversas preparaciones.

Este cuenta con vitaminas, minerales y aceites esenciales que le confieren propiedades antisépticas, antifúngicas y antiinflamatorias.

Su consumo regular mejora la actividad del sistema inmunitario del cuerpo y disminuye el riesgo de problemas respiratorios.

Disfrútalo en comidas como:

  • Carnes blancas y rojas.
  • Pescados y mariscos.
  • Pizzas y recetas con queso.
  • Guisos.
  • Batidos de frutas y vegetales.
  • Ensaladas.
  • Arroces.
  • Pasta.
5. Comino

Un poco de comino en los platos puede dar un sabor muy interesante cuando se quiere limitar el consumo de sal refinada.

Este ingrediente contiene sustancias antioxidantes que disminuyen los efectos negativos de los radicales libres del ambiente.

Su consumo regular controla el colesterol y reduce el riesgo de problemas cardiovasculares severos.

Opta por usar esta especia en:

  • Carnes y pescados.
  • Sopas y guisos.
  • Arroces.
  • Legumbres.
6. Anís

El anís tiene un sabor particular que va muy bien en la preparación de recetas con carnes y vegetales.

Las múltiples propiedades nutricionales de este ingrediente, entre otras cosas, ayudan a mejorar la digestión de los alimentos.

7. Jengibre

Conocido por sus propiedades antiinflamatorias, digestivas y antioxidantes, el jengibre es otra propuesta interesante para empezar a disminuir la ingesta de sal.

Este cuenta con altas concentraciones de una sustancia conocida como gingerol que, además de su particular sabor picante, le confiere sus principales beneficios medicinales.

Puedes añadirlo en:

  • Panes y galletas.
  • Batidos de frutas y vegetales.
  • Ensaladas.
  • Guisos y sopas.
8.Cúrcuma

La cúrcuma es una especia muy conocida en la gastronomía, no solo por su particular sabor, sino por ese color anaranjado que le da a los platos.

Esta especia, que concentra grandes cantidades de antioxidantes, es una buena opción para darle sabor a las comidas sin utilizar sal.

Sus propiedades antiinflamatorias, digestivas y antibacterianas ayudan a mejorar la salud y protegen las células frente a varios agentes causantes de enfermedades.

Usa cúrcuma como sustituto de la sal en platos como:

  • Sopas y guisos.
  • Arroces.
  • Legumbres.
  • Ensaladas de vegetales.
  • Salsas y aderezos.

¿Preparas todos tus platos con sal? Si es así, elige alguna de las especias mencionadas para reemplazarla y descubre que puedes darles un interesante sabor sin exponer tu salud.

Ten en cuenta que, aunque no podemos eliminar por completo este ingrediente de la dieta, evitarlo al máximo es determinante para prevenir efectos negativos.

Opt In Image
Suscríbete gratis a nuestro boletín
Le enviaremos información semanal relevante en materia de Seguros, Economía, y otras áreas de su interés, para mantenerlo al día del acontecer diario.

¿Cuál es tu opinión?

Deja tus comentarios

Please enter your comment!
Please enter your name here