Accidentes en la habitación, un riesgo reductible si tomamos las medidas pertinentes para reducir su impacto en nuestro ambiente.

Uno de los sitios donde el niño pasa gran parte de su tiempo dentro de la casa, es inicialmente la habitación de los padres y luego su propio cuarto.

Muchas son las actividades que el niño realiza en dichos sitios:

  • Comer.
  • Jugar .
  • Dormir.
  • Recibir los cuidados de su madre.

El gran inconveniente se presenta, cuando los cuidadores sienten que por el hecho de estar encerrados en la habitación el bebe estará siempre a salvo.

En realidad, esto es un error, pues los peligros siempre están mas cerca de lo que la gente cree.

¿Cuales pueden ser entonces los principales peligros en la habitación y que puedes hacer para prevenir accidentes allí?

Los diferentes objetos del cuarto, incluidos algunos juegos del niño, pueden hacer que el pequeño o su cuidador se tropiece.
Incluso, se produzca una caída con consecuencias impredecibles.
Por lo tanto, el piso debe permanecer siempre libre de objetos.

Asimismo, si se usan tapetes o alfombras, estos deben permanecer lisos.

  • Los closets.
  • Mesas de noche.
  • Armarios,

pueden contener dentro o encima, objetos que pueden caer súbitamente encima de tu hijo y generar un grave trauma craneano.

Estos muebles deben permanecer cerrados bajo llave y libres de objetos en su parte superior.

Los electro-domesticos como:

  • Ventiladores.
  • Lamparas.
  • Grabadoras.
  • Televisores, etc.

En realidad, deben permanecer lejos del alcance de los niños, para evitar que cualquier objeto pesado pueda caer sobre su cuerpo.

Ademas,  cualquier artefacto de esta naturaleza puede generar un grave accidente eléctrico.

Elementos como calefactores, aires acondicionados, o cualquier otro artefacto que regule ta temperatura, deben ser usados con moderación.

Los niños, en especial los bebes, no controlan adecuadamente su temperatura corporal.

Como resultado, pueden sufrir cambios de hipotermia o hipertermia (disminución o aumento de la temperatura) que pueden llegar a ser muy graves.

La puerta principal del cuarto, debe permanecer constantemente cerrada.

Sobre todo, para evitar que en un descuido, el niño que gatea o que ya camina apoyado

salga de la habitación y caiga por las escaleras o se exponga a otro peligros inesperados.

Las ventanas de la habitación deben ser protegidas por barrotes por donde el niño no pueda

ni siquiera meter cabeza.

Y una ultima recomendación:

Las caídas de las camas de los padres son accidentes en niños mas frecuente de lo que se cree.

He tenido que atender muchas veces este tipo de accidentes, algunas de ellos con graves consecuencias .

Estas son solo algunas de los principales peligros y recomendaciones, aunque no son todos.

Por lo tanto, nunca olvides que es la habitación donde permanece el niño también un sitio de constantes peligros para tu hijo.

“Asi que, toma las medidas de prevención de accidentes en tu cuarto ahora mismo para que tu bebe siempre este a salvo”

Autor: Oscar Guzmán, Pediatra

Deja un comentario

Menú de cierre