Establecer la temperatura ideal no es el único consejo para ahorrar energía con el aire acondicionado, aunque ciertamente ese es un excelente primer paso que no todos los usuarios dan. En esta nota aprenderás buenos consejos para crear un ambiente sensacional en tu hogar sin derrochar electricidad, optimizando el uso de tu dinero, sin importar el tipo de aire que tengas en casa.

La temperatura ideal

Aunque muchas personas buscan crear un clima gélido a través de estos artefactos, lo cierto es que esa es una manera fácil de contraer enfermedades estacionales, y simplemente no es adecuado para tu bienestar.

La temperatura ideal para usar un aire acondicionado, recomendada por los fabricantes, es de 24°C. Pero lo cierto es que uno o dos grados más no harán la diferencia y, de hecho, pueden brindarte aún más confort evitando el choque térmico que sufres cuando sales al exterior.

Si quieres tener aires acondicionados ahorradores de energía, lo primero que debes hacer es configurarlos para mantener una temperatura de 26°C. Este clima es fresco y agradable, y evita el consumo exagerado de electricidad.

6 trucos para ahorrar luz con el aire acondicionado

Las siguientes son otras medidas que potenciarán tus ahorros en casa, y que al mismo tiempo te ayudarán a mantener un clima ideal:

1. Aísla las aberturas.

Evita la “contaminación” de temperaturas entre el interior y el exterior de casa aislando bien puertas y ventanas. Coloca burletes y escobillas de goma que eviten las entradas de aire, pon aleros y toldos que eviten el sol directo, y usa cortinas para frenar el calor que pueda transmitirse a través de los vidrios (lo mismo que harías en invierno para el frío).

2. Aprovecha el clima.

Si refresca por las noches, abre puertas y ventanas y permite que se ventile el hogar. Usa ventiladores para hacer circular el aire fresco. Esto hará un ambiente agradable y te ayudará a aplicar los demás tips de ahorro.

3. Asesórate. Luego de la compra analiza dónde colocar el aire acondicionado, y siempre contrata personal capacitado para hacer la instalación. Será más costoso que buscar a alguien sin conocimientos, pero ciertamente te ayudará a ahorrar dinero más adelante, y a optimizar tu inversión a lo largo del año.

4. Mantén la temperatura.

Muchas personas encienden el aparato a una temperatura bajísima pensando que esto hará que se enfríe más rápido el ambiente. Sin embargo, esta practica sólo produce un gran gasto, ya que debe funcionar exageradamente, sin mencionar que no acelera el tiempo de climatización. Enciéndelo a la temperatura que quieras tener en casa, es decir, a 26°C.

5. Revisa y haz un adecuado mantenimiento de los equipos. Limpia los filtros, renueva el gas, y una vez por año haz una revisión general del sistema. Esto permitirá su mejor funcionamiento y te evitará otros gastos a futuro.

6. Usa colores claros. Los colores claros en la fachada y exterior de la casa te ayudarán a reflejar los rayos solares, evitando el calor extremo en la estructura. Una vez por año, si puedes, pinta el exterior en tonos claros para mantener un clima más fresco. Otro truco que ayudará en el ahorro de energía es usar revestimientos verdes, como enredaderas, para aislar la casa de la temperatura exterior tanto en verano como en invierno.

Opt In Image
Suscríbete gratis a nuestro boletín
Le enviaremos información semanal relevante en materia de Seguros, Economía, y otras áreas de su interés, para mantenerlo al día del acontecer diario.

¿Cuál es tu opinión?

Deja tus comentarios

Please enter your comment!
Please enter your name here