Cómo recuperar ropa sin uso

A menudo hablamos de cómo puedes vender las ropas que ya no usas, para convertirlas en un pequeño ingreso que potencie tus ahorros. Es una solución genial, pero sólo puedes aplicarla cuando esté en buenas condiciones, sin remiendos por hacer, limpia y usable. Pero cuando han sufrido manchas o roturas, no sabemos qué hacer con ellas.

Lo primero que hacemos cuando dañamos o ensuciamos irreparablemente una prenda, es dejarla como “ropa de trabajo” para cuando hacemos

  • jardinería
  • pintura
  • u otras labores que suelen ensuciarla.

Si se ha roto y es incómoda, también solemos romperla en tramos más pequeños, y destinar estos cortes para trapos de limpieza en múltiples superficies del hogar.

Pero hay una manera de recuperarlas para potenciar nuestros ahorros. Por ejemplo, quita sus mangas y puños para crear útiles bolsas de compra. Son muy fáciles de hacer: sólo necesitas tener un rectángulo (o dos cuadrados) algo espaciosos, crear un doblez en uno de sus lados en ambas piezas (o en ambos extremos del rectángulo), enfrentar los derechos y coser bien firmes, con puntada reforzada o dos pasadas de costura, en los otros tres lados. Agrega unos tirantes, y tendrás útiles bolsas de compras que puedes usar para reducir tu huella en el entorno, o vender en tu tienda a un precio bajísimo, para incentivar a otros a hacer lo propio por el entorno.

Otras ideas para recuperar prendas de ropa

Una idea es hacer

  • Visillos para las cortinas
  • Delantales de cocina
  • Pintorcitos para proteger las ropas de tus hijos en la escuela, en sus clases de arte

Hay muchas cosas que puedes lograr a partir de prendas de vestir rotas y sucias, para usar en casa sin tener que comprar esos elementos, o que puedes vender por precios atractivos que potencien tus ahorros y que te den ese deleite de no desaprovechar absolutamente nada. ¡Ahorro y satisfacción, simplemente usando aguja, hilo y tijera!

Deja un comentario

Cerrar menú