Semillas de Auyama: Propiedades y Beneficios

¿Conoces los beneficios y las propiedades de las semillas de auyama? Seguro las consumes

  • Tostadas
  • Con sal
  • Como un bocadillo tentador

Son grandes aliadas para tu salud, y que ayudan en el tratamiento y la prevención de una miríada de enfermedades.

Toma nota de sus bondades y úsalas en tus comidas tanto como puedas.

Aporte nutricional

Las pepitas de auyama son grandes fuentes de proteínas de origen vegetal.

Por otra parte, geniales para quienes siguen una dieta vegana o vegetariana, o para quienes no consumen suficientes carnes rojas y legumbres.

También, aportan:

  • Acidos grasos poliinsaturados esenciales (como el Omega-3, un pilar de salud y bienestar, y Omega-6),.
  • Minerales esenciales (zinc, selenio y otros).
  • Aminoácidos.
  • Acido cucúrbico y cucurbitita,.
  • Vitaminas de los grupos A, C y E,
  • Oligoelementos,  un genial emoliente, antiinflamatorio natural, y también tiene propiedades antiparasitarias.

Para aprovechar sus beneficios deben consumirse:

  • Frescas (se ponen rancias rápidamente).
  • En frío.
  • Enteras.
  • Procesadas o licuadas con líquidos varios para una más fácil digestión.

Propiedades de las pepitas de auyama

1. Por su aporte de Omega-3, consumir pepitas de auyama te ayudará a reducir el nivel de colesterol en sangre y regular la tensión arterial y los niveles de insulina.

“Para aprovechar los beneficios de estas semillas debes consumirlas frescas, en frío, enteras, procesadas o licuadas con líquidos varios para una más fácil digestión.”

2.  Estas semillas tienen poderes antiinflamatorios, reduciendo el dolor y la inflamación de diversas enfermedades como la artritis, la gastritis y otras inflamatorias.

3. Ya que mejoran el tránsito intestinal, ayudan a eliminar lombrices intestinales.

También alivian la retención de líquidos.

4. Son eficaces para eliminar el exceso de mucosidad del aparato respiratorio.

5. Se ha relacionado a estas semillas con la reducción de los índices de ciertos tipos de cáncer, como de próstata y de seno.

Otros beneficios

6. Ayudan a aliviar los síntomas del síndrome pre menstrual o SPM, al tiempo que aportan fitoestrógenos para calmar síntomas de la menopausia.

7. El consumo regular de estas semillas alivia la irritación en la vejiga y la pielonefritis.

8. Las propiedades de estas pepitas son de particular interés para los hombres, pues ayudan en el tratamiento de la hiperplasia prostática benigna (HPB), elevando la cantidad de espermatozoides y mejorando los niveles de fertilidad.

9. Son potentes antioxidantes que combaten la acción de los radicales libres y favorecen la regeneración celular, previniendo el envejecimiento prematuro de la piel y mejorando su aspecto.

También colaboran en la recuperación de los órganos y tejidos musculares.

10. Permiten el mejor alivio de lesiones en la piel, y colaboran en el tratamiento de acné y otras enfermedades cutáneas.

11. Alivian los trastornos nerviosos y permiten un mejor descanso, sueño y relajación, alivian la ansiedad y la depresión, y mejoran el humor.

Más beneficios

12. Las pepitas de auyama son de gran ayuda a la salud del corazón, mejorando y fortaleciendo su funcionamiento.

13. También colaboran en la salud del hígado y en la prevención de enfermedades hepáticas.

14. Ayudan en el tratamiento de la diabetes, regulando los niveles de insulina en la sangre. También previenen la obesidad y son geniales para las dietas alimenticias.

15. El consumo regular de semillas de auyama ayuda a equilibrar el pH del organismo, alcalinizando el medio y disminuyendo la acidez de la sangre y los tejidos.

16. Sus propiedades también actúan sobre la salud de los huesos, previniendo la osteoporosis.

El consumo de estas pepitas, por vía oral natural o en extractos, puede reaccionar con medicamentos y tratamientos.

Asegúrate de consultar con tu médico de cabecera antes de comenzar a consumirlas, para asegurarte de aprovechar a pleno los tantos beneficios de las pepitas de auyama.

Fuente: Globovisión.

¿Cuál es tu opinión?

Deja un comentario

Menú de cierre