El ajonjolí tiene muchas propiedades curativas y preventivas de enfermedades. Te explicamos cuáles son y cómo consumir este alimento.

¿Qué es el ajonjolí?

El ajonjolí, también llamado sésamo, es la semilla de una planta llamada Sesamum Indicum. Se utiliza mucho para hacer aceite. Es originario de África y de la India, y llegó a América por medio de los esclavos.

Propiedades del sésamo

El ajonjolí es alto en proteínas, meteoninas, y aminoácidos esenciales, así como también fitoestrógenos, cuyas propiedades son antioxidantes y anti cancerígenas. También, tiene un alto contenido de:

  • Hierro
  • Fósforo
  • Magnesio
  • Calcio
  • Zinc

Beneficios del ajonjolí en la salud

El ajonjolí tiene muchas propiedades curativas y preventivas de enfermedades.

Es aconsejable para disminuir el colesterol en la sangre por la presencia de Omega 3 y 6 en la semilla. Además, previene el agotamiento mental y físico, la pérdida de memoria y la impotencia masculina.

El ajonjolí es un buen alimento para combatir:

  • Estrés.
  • Depresión.
  • Insomnio, y otros problemas del sistema nervioso.

Sus altos contenidos de calcio, hierro y zinc lo hacen muy recomendable para las personas con anemia, y por contener mucha fibra es un fantástico regulador intestinal.

Las semillas del ajonjolí se pueden ingerir en platos calientes.

Muchas personas lo utilizan como un alimento decorador, sin realmente saber todas sus funciones nutricionales.

También, se pueden agregar a las ensaladas y a las salsas para darles un sabor y una textura diferentes, que además, tendrán un efecto benigno en la salud.

Se recomienda comer las semillas de sésamo sin cáscara o un poquito tostadas, o bien en un vaso de agua, licuado en jugos o merengadas.

Entre menos cocinado esté mejor, para que no se eliminen sus características medicinales.

Deja un comentario

Cerrar menú