Sector seguros en una encrucijada, es lo que mejor  describiría la situación real en estos momentos por la que atraviesa el mercado asegurador Venezolano.

En este análisis, tomaremos  dos elementos:

Las aseguradoras.

Los asegurados.

Las aseguradoras:

Antes de comenzar de lleno con las aseguradoras, es indispensable fijar la atención del entorno en el cual están inmersas.

Entorno macroeconómico
  • La caída de PIB, del sector seguros, se ubicó en 30% solo en 2015.
  • La estimación del Fondo Monetario Internacional para el PIB es del 10% en el 2016 .
  • La inflación estimada del 2016, supera el 400%, siendo conservadores.
  • Desbordado incremento de hechos delictivos a consecuencia de la situación país.
  • Pérdida del poder adquisitivo.
  • Escasez de divisas.

Estos son solo algunos de los elementos que viene afectando la actividad a nivel macro.

Ahora pasemos a revisar los elementos más cercanos que influyen en el comportamiento del negocio asegurador:
  • Reducción del número de asegurados, a consecuencia de la pérdida del poder adquisitivo, derivada de la alta inflación.
  • Escasez de repuestos.El resultado son talleres mecánicos sin repuestos y clínicas sin insumos.
  • Aumento de la siniestralidad.: No es secreto para nadie que un siniestro que es reportado oportunamente, puede tardar 5 o 6 meses  en resolverse por la escasez de insumos .En consecuencia, su costo puede duplicarse, aumentando el  costo promedio de los siniestros.
  • Reducción significativa del flujo de caja, a consecuencia de la excesiva carga impositiva:

El 16 de marzo de 2016, Nicolás Maduro emitió el decreto 2.250, publicado en la Gaceta Oficial 40.872, donde ordenó que las compañías de seguros, de medicina prepagada, cooperativas que realicen actividad aseguradora y administradoras de riesgos, deberán depositarle al Fonden una suma de dinero equivalente a entre 1% y 3% del monto de las primas de las pólizas de salud.

Hay otros  aportes,  establecidos en diversas normativas vigentes, que incrementan los egresos en esta materia:
  • Las aseguradoras deben realizar una contribución especial para la Superintendencia de la Actividad Aseguradora de entre 1,5% y 2,5% de las primas cobradas, hasta el 5% de la utilidad del ejercicio económico para impulsar la investigación y desarrollo de la actividad aseguradora.
  • 10% del resultado técnico obtenido en los ramos que cubren riesgos catastróficos para otro fondo especial.
  • 18 impuestos previstos en la Ley de Impuestos Sobre la Renta, Ley de los Cuerpos de Bomberos, Ley Orgánica de Drogas,etc.
  • Redistribución de los porcentajes de las reservas técnicas de acuerdo a la Ley de Diciembre del 2015:

-50% en efectivo, predios urbanos 20%, títulos 30%.(Actual).

-30% en efectivo, predios urbanos 30%, títulos 40% (Anterior). 

Otro aspecto a tomar en cuenta es, que las aseguradoras no pueden vender ninguno de sus bienes sin la aprobación previa del superintendente.

En consecuencia, esto es algo que limita la capacidad de respuesta ante posibles problemas como falta de liquidez.

De hecho, recientemente, la Superintendencia de la Actividad Aseguradora  anunció los formatos que deben llenar las aseguradoras para la enajenación de bienes.

Es importante destacar lo referente al porcentaje del 50% en efectivo.

Si tomamos el índice de inflación de este año, estos fondos han quedado en cero de su valor nominal.

  • Dificultad para obtener divisas para el pago del reaseguro.
  • Resultados técnicos negativos

Por todos los motivos expuestos anteriormente, no es sorprendente que el resultado técnico del sector esté en negativo.

Alternativas

La situación resulta compleja y por ende su solución no es mágica y menos, a corto plazo.

En primer término,  en las políticas macroeconómicas no se vislumbra un cambio significativo que pudiera aliviar la situación al respecto.

En el ámbito del sector, se podría pensar en tomar algunas medidas que requieren una rápida acción por parte de las aseguradoras para mejorar las perspectivas:

  • Diseñar productos y servicios que logren llegar más, mejor y más económicos a toda la población.
  • Aprovechar las ventajas tecnológicas y los procesos digitales para optimizar los servicios.
  • Lograr una mayor sinergia con los intermediarios para obtener mejores resultados.
  • Ofrecer una gama de productos y servicios más acordes con nuestra actual realidad económica.
  • Desarrollar campañas educativas para que los asegurados hagan un uso más racional de sus coberturas.
Con respecto  a los asegurados:
  • La necesidad de actualizar las sumas aseguradas para paliar la desbordante inflación, ha originado un aumento de primas que no todos pueden pagar.

Inclusive, sabiendo que están expuestos a riesgos latentes y frecuentes, pero que no pueden afrontar, debido a la pérdida del poder adquisitivo devorado por la inflación.

  • Muchos se han refugiado en algunas alternativas que aunque no son ideales, resuelven medianamente su necesidad de protección. Por ejemplo:

En el caso de automóvil, en vez de contratar la cobertura amplia, optan por alternativas de pérdida total solamente o coberturas de daños parciales, con ciertas limitaciones en cuanto al número de siniestros y otros eventos.

En el caso de salud, se limitan a la cobertura solamente de Hospitalización y Cirugía, descartando las adicionales como: Odontológico, Funerarios, Accidentes, etc.

Por otra parte, algunos han tomado consciencia de la importancia de hacer un uso racional de su póliza, ya que saben que su siniestralidad pudiera afectar su prima de renovación.

  • El alto costo de las primas los ha obligado a conocer mejor sus deberes y derechos establecidos en las condiciones generales y particulares de las pólizas.

Ya no se conforman con una simple negativa de la aseguradora.

Ahora indagan, preguntan, consultan e inclusive, acuden directamente a la Superintendencia de Seguros a hacer sus denuncias.

Creo que el 2017 presenta grandes retos para el sector y la pregunta es:

¿Estamos preparados para hacerle frente?

¿Desarrollaremos la iniciativa e innovación para lograr satisfacer las necesidades de los asegurados?

Estoy seguro que uniendo esfuerzos lograremos nuestro objetivo.

Autor: Federico Salomón

Opt In Image
Suscríbete gratis a nuestro boletín
Le enviaremos información semanal relevante en materia de Seguros, Economía, y otras áreas de su interés, para mantenerlo al día del acontecer diario.

¿Cuál es tu opinión?

Deja tus comentarios

Please enter your comment!
Please enter your name here