Kaizen, el arte del mejoramiento continúo estuvo en voga en el sector industrial japonés pero actualmente, toma importancia en todo el sector laboral.

Una de las filosofías de superación y cambio que ha cautivado a las personas del mundo gerencial, es la filosofía Kaizen.

Su esencia es la creación de grandes transformaciones a través de cambios pequeños y sostenidos.

Este modelo se ha generalizado.

Y se usa en numerosas áreas, incluyendo la autoayuda y la psicoterapia.

Kaizen es un término de origen japonés que significa “mejora continua”.

Por lo tanto, se refiere a la capacidad que tienen los individuos y grupos para crear modificaciones grandes, a través de pasos pequeños y sostenidos en el tiempo.

La filosofía Kaizen se basa en la creencia de que la vida es un proceso.

Además,los avances que en teoría aparentan ser insignificantes, al mantenerse, producen a la larga, grandes transformaciones.

Este método suele asociarse regularmente con el contexto gerencial y el control de calidad.

Sin embargo, su aplicación es extensiva a prácticamente cualquier área de la vida humana:
  • Bajar de peso.
  • Aprender un idioma.
  • Dominar un instrumento música.

Son metas cuyo logro se facilita a través de lo que Robert Kiyosaky ha denominado: “pasitos de bebé”.

Esta es la clave central del Kaizen:

Se centra en mantener los esfuerzos pequeños diariamente, sin desmayar, hasta que la meta se logra.

Desde el punto de vista psicofísico, se sabe que el organismo tiende a resistirse a los cambios.

Puesto que  esos cambios, implican una modificación en la estructura de los:

  • Pensamientos.
  • Actitudes.
  • Hábitos.

Y para el cerebro, es más fácil y energéticamente económico, ejecutar conductas nuevas.

Lo nuevo demanda una inversión más alta de:

  • Recursos de energía.
  • Atención.
  • Procesos adaptativos en general.

Cambiar de pareja, mudarse de vivienda o cambiar de trabajo, pueden resultar motivantes o altamente estresantes.


Cuando alguien desea cambiar, además de definir el área en la que desea realizar los cambios:

  • Salud.
  • Trabajo.
  • Relaciones

y el alcance de estos (hasta qué punto deseo cambiar), lo ideal es crear rutinas disciplinadas de cambios moderados y perdurables en el tiempo.

Un pequeño ahorro sostenido por largos años puede producir un resultado asombroso.

Leer 20 páginas cada día, puede hacerle portador, con el tiempo, de una vasta cultura.

De ladrillo a ladrillo se construye una casa.

Grandes obras se han realizado a paso de hormiga.

Uno de los mayores beneficios de la aplicación del Kaizen, es su efecto sobre el miedo.

Y es que los grandes cambios, tienden a asustarnos.

Por qué ?

Debido a la dificultad para predecir las consecuencias que estos tendrán en nuestro futuro.

Las rutinas sistematizadas y persistentes, reducen el temor.

Como resultado,no afectan nuestra sensación de control.

Incluso situaciones de salud, pueden ser abordadas de esta manera gradual y tenaz.

Ya se trate de seguir las indicaciones médicas o de modificar una actitud mental que nos cause estrés.

Usted podría elegir no pensar negativamente por una hora al día.

En consecuencia, esto modificaría su actitud y además su estado físico en general.

Como sentenció el sabio chino Lao-Tsé: “Un viaje de mil pasos, comienza con un paso.”

No subestime el poder de lo pequeño.

El “efecto mariposa”, un concepto nacido originalmente en un contexto meteorológico, nos enseña que un cambio en las condiciones iniciales de un evento, puede generar grandes cambios finales.

Unas pocas gotas de picante, puede convertir un plato exquisito en una preparación intragable.

Se cuenta que un poderoso imperio se perdió a causa de un pequeño clavo.

El reino fue invadido por guerreros enemigos.

No hubo manera de defenderlo, pues las tropas aliadas que se esperaban nunca llegaron.

Y es que el jinete que fue enviado a buscar ayuda, nunca llego a su destino.

La razón?

El caballo lo tiro en mitad del camino.

Se encontraba inquieto y adolorido por falta de una herradura, que se le había caído, cuando el herrero olvidó colocar un último clavo.

Siéntese a analizar cuál es el área de su vida que requiere mayor atención, y no se deja llevar por los pensamientos pesimistas.

Incluso, las montañas más altas pueden ser escaladas, paso a paso.

Prácticamente, nada se resiste a esta modalidad que ha calado por su esquema suave e indoblegable.

El Kaizen suele lograr transformaciones, que serían imposibles de alcanzar por vías mucho más intensas y rápidas.

Haga poco por mucho tiempo y verá cristalizados su mejores sueños. Gracias por leerme.

Autor: Dr. Renny Yagosesky , Ph.D en Psicología, Conferencista y Escritor.

Twitter e Instagram: @doctorrenny

Deja un comentario

Cerrar menú