Imagen impecable para una cita de negocios, es el primer elemento que podrías tener en cuenta para asegurar su éxito y lograr tus objetivos.

Indudablemente una primera impresión se basa principalmente en la apariencia física.

Por lo tanto, es ahí donde invertimos tiempo y análisis al armar nuestro conjunto.

Además, todo sea para lucir increíbles y proyectar lo que deseamos.

Pero, eso no es todo dentro de los ámbitos laborales.

La Imagen Profesional engloba desde lo que vestimos, hasta cómo nos comunicamos y desenvolvemos.

Esto quiere decir que, tenemos que ser congruentes entre lo que proyectamos físicamente en una primera impresión, con lo que realizamos, decimos o comportamos posteriormente.

He ahí la clave de trabajar una reputación dentro de nuestro trabajo.

A continuación, te doy cinco consejos que no debes dejar pasar en una cita o reunión de trabajo.

1. Investiga un poco acerca de la empresa o negocio de la persona con la que te vas a reunir.
Ten muy presente los puntos a tratar para que sea una reunión efectiva y recaudes la información o alianza que requieras.
2. Sé puntual.
Con puntualidad nos referimos exactamente a la hora que es la cita.
Si debes anunciarte o realizar algún registro previo, lo ideal es que llegues 10 minutos antes.
3. Saluda con firmeza.
El saludo de mano es todo un arte.
Si lo haces muy débil, eso proyectarás de tu personalidad.
Lo adecuado, es que lo realices con fuerza pero sin apretar demasiado, ya que tampoco querrás verte como dominante.
4. Haz contacto visual y sonríe.
Durante tu cita presta atención a la otra persona, interactúa con ella viéndola a los ojos y sonríe las veces que sean necesarias para relajar la tensión.

5. Mantén una buena postura.

El lenguaje corporal comunica demasiado acerca de lo que pensamos y sentimos, así que, mantente derecho, evita los brazos cruzados para que proyectes apertura y accesibilidad.

Y por último… ¡Seguridad!

Recuerda que la imagen engloba todo y la seguridad también se proyecta.

Vístete y actúa como una profesional.

Autor: Xail Guadarrama

¿Cuál es tu opinión?

Deja un comentario

Menú de cierre