Prevenir accidentes y mantener el carro en buen estado,nos permitirá mayor seguridad para nosotros y nuestra familia,ahorrando en gastos innecesarios.

Prevenir es mejor que lamentar

Por seguridad, por prevención, y también por ahorro:

Conducir con cuidado es la mejor decisión que podemos tomar al subirnos al carro.

Medidas de seguridad para evitar accidentes

Como primer paso hacia la conducción responsable, debes recordar usar el cinturón de seguridad desde el momento en que te sientas en el carro.

Si formas el hábito apenas te subes al vehículo, se transformará en algo tan necesario como introducir la llave en el tambor.

Recuerda:

  • Mantener el carro en buenas condiciones de funcionamiento.
  • Revisa el aire de las ruedas periódicamente.
  • También los niveles de aceite y de agua.

Estas prevenciones te evitarán malos momentos y serán una buena forma de evitar desgastes innecesarios.

  • Los niños deben ir en el asiento trasero.

Esto se debe a que en ese sitio hay una protección extra, en relación a golpes contra el vidrio del parabrisas.

Acostumbra a los niños a tomar asiento en la parte posterior a todo momento y a usar el cinturón de seguridad todo el tiempo.

Prevención en detalles olvidados

Mantener los vidrios y los espejos limpios no sólo responde a una cuestión de estética.

Es muy necesario, ya que ello te permitirá una mejor visibilidad, evitando así accidentes, golpes y problemas asociados al camino.

Una vez cada dos meses, revisa el estado de las escobillas de limpieza exterior de los cristales.

Una escobilla en malas condiciones dejaría marcas en el vidrio, dificultando la visibilidad y dejándote propenso a accidentes completamente evitables.

Confiando en los servicios

Llevar el carro al taller mecánico puede ser costoso.

Por ello, haz revisiones periódicas, para prevenir accidentes y problemas.

Por lo tanto,podrás  darles la atención necesaria antes de que las dificultades empeoren.

Si desconoces las técnicas, pide ayuda en los servicios de estaciones de combustible.

Ellos te podrán enseñar a :

  • Revisar los niveles de aceite y de agua.
  • Determinar la mejor cantidad de aire en las ruedas para tu carro  según su uso
  • También sabrán darte buenos consejos de mantenimiento, considerando los productos disponibles en el mercado y las técnicas de mantenimiento.

Antes de realizar viajes prolongados, es siempre conveniente hacer una revisión de rutina, la cual será poco costosa.

Como resultado,en caso de detectar problemas, te evitarán los mayores gastos por reparaciones de emergencia.

Prevenciones al conducir

Una nota final.

Recuerda no conducir si has estado bebiendo o consumiendo sustancias ilegales.

Maneja con cuidado y prevención, dejando de lado el uso del móvil o del celular, los artefactos de entretenimiento y otros factores de potenciales distracciones.

No te sientes tras el volante si:

  • Tienes sueño.
  • Estás sufriendo fiebres o alergias.
  • Estás de pésimo humor, pues podrías provocar accidentes evitables tan sólo por no tener la mejor predisposición anímica para conducir.

Deja un comentario

Cerrar menú